Reseña | CÓMO RECORDAR TU BARRIO Y NO LLORAR EN EL INTENTO

Un país no cambia a la misma velocidad con la que lo hacen sus ciudades, sus campos, sus barrios, sus casas. Para algunos, modificar sus sistemas políticos les toma tiempo, que se contará luego en generaciones. Y mejoran unos. Y también se hunden otros. Evolucionan o involucionan. Influye a veces el modo, otras el método, pero ambos sobre el gobierno. Por lo que, a la postre, estos sistemas simplemente transitan y cambian durante el proceso. También suelen identificarse como revoluciones.

Algunas ciudades, solo terminan destruidas por la guerra sin mayores cambios que la nada, y el polvo, y sus muertos. Incluso aquellas que están ubicadas en países que progresaron, o en otros que sucumbieron a la sed de guerras o la inamovilidad de sus hijos y junto con ellos, sus silencios y sus monumentos. Hoy son pieza o arte de una postal turística en el mejor de los casos. En otros, segmento de planeta donde ir a por historias.

EN MI PARTE. LA QUE ME TOCA. LA QUE ME FORMA. DE LA QUE SOY PARTE

Esos lugares que le dieron calor y sentido a tu infancia, en el barrio de cualquier lugar de Cuba, se compone, curiosamente, de la arremetida del tiempo contra sus ladrillos y la añoranza de lo que fueron un día. Cuando eras pequeño, cuando solo conocías un mundo y era ese, las cuatro cuadras que componen tu manzana y las paredes, sucias y viejas, de las construcciones existentes.

Que enormes las ventanas siempre cerradas y las puertas como del tamaño del cielo. Conformando entradas a lugares que nunca supimos lo que eran entonces. Hoy, sin embargo, podemos penetrar en estas casas gigantescas, a veces. Encontrando en su regazo de historias pasadas un escondite de deshechos, escombros, y un ayer que no pudo resistir el embate del tiempo y las prioridades emergentes. Ni siquiera están los vecinos de entonces. Y es como si ese pedazo de mundo, hubiera sido arrancado de raíz trasplantándolo a un lugar que desconozco. Dejando, en su sitio, la peor cara del olvido, y de las desintencionadas actitudes, ni para bien, ni para mal. Así se expresan, como un patrón, como las huellas, el tiempo y mi ciudad. Incluso le otorgaron premio a lo maravilloso.

La Habana, mi Habana. Algo de ti rescatada entre derrumbes y souvenirs para turistas. Salvada para el mundo que puede pagar por verte, por caminar sobre ti, por conocerte e imaginar tu esplendor en otros tiempos, hoy maquillados entre el ajetreo de quienes te sufren y la bondad de quienes te aman, sin poder explicarse que te pasó, mi Habana, que quedaste como detenida en el tiempo de un desafortunado momento. De una guerra en apariencias, de una victoria del desgano.

Por ahí van las noticias de todo cuanto se apertura en tus plazas. En tu periferia y hasta en tus espaldas. Y es como si todo lo soportaras, porque nos contienes y porque nos amas. Qué difícil es conseguir que un hotel medio extranjero pese menos que tus casas.

Yo tengo poca edad y tú, toda aquella que sea posible recordarla. 500 años no son nada. Y pareces una anciana sin tus dientes. El dentista emigró. Casi no tienes luces en tu cara, ni brillo en tus ojos.

¡Ay Habana!, que hemos hecho de ti, mi ciudad.  Maravillosamente sucia y abandonada.

Un comentario sobre “Reseña | CÓMO RECORDAR TU BARRIO Y NO LLORAR EN EL INTENTO

  1. Hoy, a medio milenio de edad La Habana muestra el reflejo de la época : abandonada, decadente, lúgubre, desigual, parada en el tiempo, pero sigue siendo una de las ciudades más hermosas del mundo, una gran ciudad. Sus barrios son lo mismo: una mezcla de destartaladas construcciones y desigualdades. La Habana tiene para más, da la impresión de que habrá un antes y un después luego de cumplir 500.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s