La fosa de mi casa es particular, se llena y se bota como las demás.

Todos los días, va corriendo calle abajo, desde hace alrededor de 1 año y medio y, bueno, tú sabes…el olor a heces fecales y orina…ya casi forma parte de la familia de todos los que aquí, en calle 114 esquina a 5ta. avenida en Miramar, Playa, habitamos.

Por su cercanía a sus Estudios de Arte y, por lo “intocable” de cada una de sus obras; hubiera jurado que pertenecía este vertimiento de agua albañal a las actividades de embellecimiento del barrio de “Romerillo” llevadas a cabo por el artista Alexis Leyva (Kcho) desde hace ya algunos años y que tanto han realzado los entornos del lugar.

Pero no. No es una expresión artística, ni siquiera es un fenómeno natural fortuito. Parece más un ejemplo del estado de desatención existente en esta zona del territorio habanero.

Sucede que se impone, como está siendo usual en muchas partes de la Cuba de estos tiempos, la apatía y la desidia constante, la actitud inamovible de quienes están a cargo (o descargo), fecundándose en el ciudadano, el de a pie, el cubano de todos los días y de todos los espacios, un estado de incredulidad en las acciones estatales y un enorme desinterés en el “todo” de lo que le rodea que ciertamente tocaría las nubes, si es que pudiera medirse.

el origen de este riachuelo albañal?

Todo parece indicar que la fosa existente, comenzó a zozobrar en la medida que fueron incrementándose las casas construidas por esfuerzo propio, edificaciones existentes reformadas en nuevos apartamentos, y algún posible “regalito” a la Dirección de Planificación Física.
La cuestión es que ni siquiera se investiga, o se intenta dar solución al problema y la fosa, ahí, como si se tratase del arroyo mágico de calle 114.

Puede verse como este cartel (quizás no de la P.N.R, ni del Gobierno de Playa) informa del cuidado de no arrojar basura debido al vertimiento de la fosa en esa zona…¿protegida?
“Via Libre a la vía” -parece decir este riachuelo albañal-, que vive y se expande a menos de una cuadra de 5ta Avenida. Playa

¿Cuanto tiempo más habrá de transcurrir para que Aguas de la Habana
o la misma dirección del Gobierno municipal tomen cartas en el asunto?

Nadie lo sabe.

Quizás, si algún día insospechado, tuviera necesariamente que transitar por ese lugar, algún alto dirigente del país, o el Papa en su próxima visita…Quizás le cambian el curso por un rato, algunas horas, hasta que la euforia pase.

Mientras tanto, tendré cuidado de caminar por la acera de enfrente, y fingir, mientras pueda, que no existe. Como lo hacen muchos que por ahí caminan, y también grupos de empresas estatales responsables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s